Posts etiquetados ‘Jamie Cullum’

Dice Barricada en el título de uno de sus temas: Deja que esto no acabe nunca…ese sentimiento que me sirve para tantos momentos (un concierto , una mirada, un beso, una noche, un momento mágico…), lo viví ayer de una forma brutal…

Porque durante esas más de  dos horas que duró el concierto de Jamie Cullum en San Sebastián, sólo pude disfrutar de esa magia, de ese deseo, de esas ganas de que ese momento no se acabara nunca….

Tras una maravillosa comida en una Arrocería de la Calle Narrika, llamada Ninot (donde me sirvieron un impresionante Rissoto con Malvices y habas en una inmejorable compañía), nos dirigimos al recinto del Kursaal. Eran las 19.10 horas y comenzó…

Sale al escenario con un aire desenfadado, con mucha fuerza, trasmitiendo energía, con cierta gracilidad, pero empezando a ofrecer lo que se convertiría en un derroche de aptitudes y casi, sobre todo, de actitud….porque hay artistas que no tienen el día, o las ganas o la voluntad y se dedican  simplemente a cubrir el expediente, y otros, que desde que les ves, sabes que te van a dar todo lo que llevan dentro. Y un tío, que en el tercer tema se ha quitado la chaqueta, la corbata y la camisa, es porque necesita estar suelto y hacerte disfrutar tanto como lo quiere hacer él.

Comienza el concierto con un intimista “Get your way” para ir desgranando el siguiente Set List que adjunto, aunque destaco entre todas “If I ruled The world” , “These are the days” , “Just one of those things” , “Love ain´t gonna let you down”,  o ”I´m all over it”

Set List

Get Your Way
Just One Of Those Things
Love Ain’t Gonna Let You Down
20 Something
All At Sea
If I Ruled The World
In The Bleak Mid-Winter (solo)
Next Year Baby
Don’t Stop The Music
I’m All Over It Now
Tiny Dancer (solo)
These Are The Days
High & Dry
Caravan (In Audience)
Mix Tape
————
Wind Cries Mary
Gran Torino

Todos estos temas mezclaban una maestría al piano con una demostración de capacidad vocal impresionante (algo que quiero destacar especialmente porque me sorprendió de forma muy agradable)…momentos de melódica paz con un nivel elevado de intensidad acústica y emocional…siempre buscando la complicidad de un público entregado tanto por la calidad del recital como por la armonía que Jamie Cullum supo crear con él mediante continuos guiños de acercamiento…

Espontáneos gritos, alaridos, aplausos, sonrisas, caras hasta de perplejidad que demostraban esta sintonía entre artista y su público…en un saber que estábamos viviendo la magia de un directo brutal…porque como digo yo Music Live is Life

A todo esto se sumó la calidad de toda una banda muy bien conjuntada con una capacidad de todos sus miembros no siempre habitual en el caso de artistas que lideran un conjunto de músicos y que le dan nombre al espectáculo… batería, contrabajo, guitarra, sintetizador y  trompeta que acompañaron de manera magistral a Cullum , aportando cada uno su calidad y creando unos ambientes llenos de música, de magia, de emoción, de felicidad, de una instrumentalidad deliciosa…

Por ir concluyendo, aunque podría no para de escribir sobre este concierto en un largo rato, quiero destacar esos factores que para mi (y creo que no sólo para mi), hicieron de este concierto algo que tardaré en olvidar…básicamente son los ya citados, esa maravillosa conjunción instrumental, esa asombrosa manera de utilizar una voz, esa capacidad de emocionar a una masa entregada a ti desde el primer tema, esa forma  de moverse, de subirse encima del piano o de motivar, ese repertorio tan bien elegido y por encima de todo, un artista como la copa de un pino….

El último tema, “Mix Tape”, fue una nueva ofrenda al público, ya que, Jamie seguido de sus músicos se plantaron en medio de uno de los pasillos con unos básicos medios (un micrófono, las partes más imprescindibles de sus instrumentos) ofreciendo otro de los momentos más especiales del concierto…

Tras este instante y una momentánea despedida, las más de 2000 personas que allí habíamos vivido esa experiencia, y deseando que eso no acabara nunca, nos pusimos a gritar ese gran clásico, dicho en Euskera, “Beste bat” (“otra más”) que no duró mucho, porque rápido salió para ofrecernos otros dos temas en un bis brutal en el que incluyó esa versión del gran Jimi Hendrix, “And the wind cries Mary” que estoy convencido al mismo Jimi le hubiese encantado tanto como a ese público baboseante de placer ya a esas alturas de concierto.

Una experiencia para los sentidos, un disfrute para el alma, un rato de evasión y de felicidad, magia musical, un placer inenarrable…o insisto, MUSIC LIVE IS LIFE….

Espero haberos transmitido este rato de mi vida tal y como yo lo sentí, yo y tantos otros, porque las caras que se veían a la salida del concierto irradiaban felicidad…como el que sabe que ha disfrutado de un concierto que tardara tiempo en olvidarse…

No perdáis la ocasión de ir a ver a este monstruo del jazz, a este genio del directo, a este ARTISTA de los pies a la cabeza…

 

 

            

Algo más de información en http://www.jamiecullum.com/event/2010-11-28/kursaal

 

 

 

Post publicado  en www.musikawa.es/jamie-cullum-en-san-sebastian-por-musicliveislife/ dentro de la colaboración que me une a ellos a este medio musical especializado la cuenta en twiter @musikawa .